sábado, 15 de septiembre de 2012

CÓMO APRENDEMOS A LO LARGO DE LA VIDA

Una de las trampas en las que caen las metodologías tradicionales, que están ancladas en los dos escalones superiores de la pirámide, es que dan por sentado que lo sensorial, lo activo, lo colaborativo, "el desorden", pertenece a la primera infancia y sólo a ella. Investigaciones sobre aprendizaje en adultos muestran y demuestran que cuanto más nos acercamos a la base de la pirámide, más cómodos estamos los adultos aprendiendo. Lo mismo vale para las edades intermedias. (de Coaching Educativo España)


http://www.sabiduria.com/liderazgo/crisis-educativa/

martes, 11 de septiembre de 2012

JERARQUÍA DE LAS NECESIDADES HUMANAS

La Pirámide de Maslow, o jerarquía de las necesidades humanas, es una teoría psicológica propuesta por Abraham Maslow en su obra: Una teoría sobre la motivación humana (en inglés, A Theory of Human Motivation) de 1943, que posteriormente amplió. Maslow formula en su teoría una jerarquía de necesidades humanas y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide).

Jerarquía de necesidades

La escala de las necesidades se describe como una pirámide de cinco niveles: los cuatro primeros niveles pueden ser agrupados como «necesidades de déficit» (deficit needs o D-needs)(primordiales); al nivel superior lo denominó «autorrealización», «motivación de crecimiento», o «necesidad de ser» (being needs o B-needs). Se diferencian en que mientras que las necesidades de déficit pueden o no ser satisfechas, la necesidad de ser es una motivación contínua.
La idea básica es: sólo se atienden necesidades superiores cuando se han satisfecho las necesidades inferiores, es decir, todos aspiramos a satisfacer necesidades superiores. Las fuerzas de crecimiento dan lugar a un movimiento ascendente en la jerarquía, mientras que las fuerzas regresivas empujan las necesidades prepotentes hacia abajo en la jerarquía. Según la pirámide de Maslow dispondríamos de:

Necesidades básicas

Son necesidades fisiológicas básicas para mantener la homeostasis (referentes a la supervivencia):
  • Necesidad de respirar, beber agua (hidratarse), y alimentarse.
  • Necesidad de dormir (descansar) y eliminar los desechos corporales.
  • Necesidad de evitar el dolor y tener relaciones sexuales que creen descendencia.
  • Necesidad de mantener la temperatura corporal, en un ambiente cálido o con vestimenta.

Necesidades de seguridad y protección

Surgen cuando las necesidades fisiológicas están satisfechas. Se refieren a sentirse seguro y protegido:
  • Seguridad física (un refugio que nos proteja del clima) y de salud (asegurar la alimentación futura).
  • Seguridad de recursos (disponer de la educación, transporte y sanidad necesarios para sobrevivir con dignidad).

Necesidades sociales

Son las relacionadas con nuestra naturaleza social:
  • Función de relación (amistad)
  • Participación (inclusión grupal)
  • Aceptación social
Se satisfacen mediante las funciones de servicios y prestaciones que incluyen actividades deportivas, culturales y recreativas. El ser humano por naturaleza siente la necesidad de relacionarse, ser parte de una comunidad, de agruparse en familias, con amistades o en organizaciones sociales. Entre estas se encuentran: la amistad, el compañerismo, el afecto y el amor. Estas se forman a partir del esquema social.

Necesidades de estima

Maslow describió dos tipos de necesidades de estima, una alta y otra baja.
  • La estima alta concierne a la necesidad del respeto a uno mismo, e incluye sentimientos tales como confianza, competencia, maestría, logros, independencia y libertad.
  • La estima baja concierne al respeto de las demás personas: la necesidad de atención, aprecio, reconocimiento, reputación, estatus, dignidad, fama, gloria, e incluso dominio.
La merma de estas necesidades se refleja en una baja autoestima y el complejo de inferioridad. El tener satisfecha esta necesidad apoya el sentido de vida y la valoración como individuo y profesional, que tranquilamente puede escalonar y avanzar hacia la necesidad de la autorrealización.
La necesidad de autoestima, es la necesidad del equilibrio en el ser humano, dado que se constituye en el pilar fundamental para que el individuo se convierta en el hombre de éxito que siempre ha soñado, o en un hombre abocado hacia el fracaso, el cual no puede lograr nada por sus propios medios.

Autorrealización o autoactualización

Este último nivel es algo diferente y Maslow utilizó varios términos para denominarlo: «motivación de crecimiento», «necesidad de ser» y «autorrealización».
Es la necesidad psicológica más elevada del ser humano, se halla en la cima de las jerarquías, y es a través de su satisfacción que se encuentra una justificación o un sentido válido a la vida mediante el desarrollo potencial de una actividad. Se llega a ésta cuando todos los niveles anteriores han sido alcanzados y completados, o al menos, hasta cierto punto.

Personas autorrealizadas

Maslow consideró autorrealizados a un grupo de personajes históricos que estimaba cumplían dichos criterios: Abraham Lincoln, Thomas Jefferson, Mahatma Gandhi, Albert Einstein, Eleanor Roosevelt, William James, entre otros.
Maslow dedujo de sus biografías, escritos y actividades una serie de cualidades similares. Estimaba que eran personas:
  • centradas en la realidad, que sabían diferenciar lo falso o ficticio de lo real y genuino;
  • centradas en los problemas, que enfrentan los problemas en virtud de sus soluciones;
  • con una percepción diferente de los significados y los fines.
En sus relaciones con los demás, eran personas:
  • con necesidad de privacidad, sintiéndose cómodos en esta situación;
  • independientes de la cultura y el entorno dominante, basándose más en experiencias y juicios propios;
  • resistentes a la enculturación, pues no eran susceptibles a la presión social; eran inconformistas;
  • con sentido del humor no hostil, prefiriendo bromas de sí mismos o de la condición humana;
  • buena aceptación de sí mismo y de los demás, tal como eran, no pretenciosos ni artificiales;
  • frescura en la apreciación, creativos, inventivos y originales;
  • con tendencia a vivir con más intensidad las experiencias que el resto de la humanidad.

Metanecesidades y metapatologías

Maslow también aborda de otra forma la problemática de lo que es autorrealización, hablando de las necesidades impulsivas, y comenta lo que se necesitaba para ser feliz: verdad, bondad, belleza, unidad, integridad y trascendencia de los opuestos, vitalidad, singularidad, perfección y necesidad, realización, justicia y orden, simplicidad, riqueza ambiental, fortaleza, sentido lúdico, autosuficiencia, y búsqueda de lo significativo.
Cuando no se colman las necesidades de autorrealización, surgen las metapatologías, cuya lista es complementaria y tan extensa como la de metanecesidades. Aflora entonces cierto grado de cinismo, los disgustos, la depresión, la invalidez emocional y la alienación.

Características generales de la teoría de Maslow

  • Sólo las necesidades no satisfechas influyen en el comportamiento de todas las personas, pues la necesidad satisfecha no genera comportamiento alguno.
  • Las necesidades fisiológicas nacen con la persona, el resto de las necesidades surgen con el transcurso del tiempo.
  • A medida que la persona logra controlar sus necesidades básicas aparecen gradualmente necesidades de orden superior; no todos los individuos sienten necesidades de autorrealización, debido a que es una conquista individual.
  • Las necesidades más elevadas no surgen en la medida en que las más bajas van siendo satisfechas. Pueden ser concomitantes pero las básicas predominarán sobre las superiores.
  • Las necesidades básicas requieren para su satisfacción un ciclo motivador relativamente corto, en contraposición, las necesidades superiores requieren de un ciclo más largo.

Ciclo de proceso

Maslow definió en su pirámide las necesidades básicas del individuo de una manera jerárquica, colocando las necesidades más básicas o simples en la base de la pirámide y las más relevantes o fundamentales en la cima de la pirámide, a medida que las necesidades van siendo satisfechas o logradas surgen otras de un nivel superior o mejor. En la última fase se encuentra con la «autorrealización» que no es más que un nivel de plena felicidad o armonía.

Críticas a su teoría

Acorde con Manfred Max-Neef, Antonio Elizalde y Martin Hopenhayn en el libro Desarrollo a escala humana (1986), y también con Paul Ekins en Riquezas sin límites, Atlas Gaia de la economía verde, a esta concepción de Maslow se le atribuye la legitimación de la piramidalidad social[cita requerida]. Si las necesidades están jerarquizadas y son infinitas, la sociedad se configurará también jerárquicamente donde sólo la cúspide accede a más y a más a costa de mantener abajo a una base cuanto más amplia y desposeída más conveniente[cita requerida]. Esto se contrapone a la visión del desarrollo a Escala Humana, donde se esgrime que las necesidades son pocas, finitas, clasificables y universales. Forman un sistema de 9 necesidades con cuatro formas de realización: subsistencia, protección, afecto, comprensión, participación, creación, recreo, identidad y libertad, mediante el ser, el tener, el hacer y el relacionarse.
Mahmoud A. Wahba y Lawrence G. Bridwell realizaron en Maslow Reconsidered: A Review of Research on the Need Hierarchy Theory (1976) una revisión extensa de la teoría de Maslow y encontraron escasas evidencias de que este orden de necesidades de Maslow fuese así o de que existiera jerarquía alguna. La felicidad es subjetiva e independiente de necesidades y estereotipos culturales, así como también la autorrealización aun es posible ante carencias materiales, pero no espirituales.

FUENTE: wikipedia PIRÁMIDE DE MASLOW (pdf)

jueves, 6 de septiembre de 2012

LAS NEURONAS ESPEJO

"El descubrimiento de las neuronas espejo inició una revolución en nuestra comprensión del modo en que al interactuar con los demás usamos el cuerpo -los gestos, las expresiones, las posturas corporales- para comunicar nuestras intenciones y nuestros sentimientos. Es precisamente gracias a las neuronas espejo que se puede crear un puente entre uno y los otros y volver así posible el desarrollo de la cultura y de la sociedad: son ellas las que explican la imitación y la empatía. Del mismo modo, un déficit en las neuronas espejo puede ser responsable de varios e importantes síntomas del autismo: los problemas sociales, motores y de lenguaje.

Las neuronas espejo. Empatía, neuropolítica, autismo, imitación, o de cómo entendemos a los otros es el relato fascinante de un descubrimiento inesperado que está cambiando la forma en la que psicólogos y neurocientíficos conciben todo, desde el lenguaje hasta la interacción social" (Neurociencias)

Enlace de descarga:

martes, 4 de septiembre de 2012

CREÁNDONOS A NOSOTR@S MISM@S

Una preciosa imagen para reflexionar acerca de la importancia de trabajar en nuestra auto-creación como personas....

lunes, 3 de septiembre de 2012

DESCUBRIENDO LOS TALENTOS ESPECIALES


Debate sobre los genios y las personas con un talento especial ¿Cómo descubrirlas? ¿Cómo saber que se tiene talento? Participan en el debate avier Tourón, catedrático de métodos de investigación de la Universidad de Navarra; Maria Dolors Rius, presidenta de la Asociación Promotora de la Fundacion de Ayuda a Niños y Jóvenes de Altas Capacidades; y jorde de los Santos, artista plástico y pensador. A continuación, los espectadores escuchan una entrevista con Lauro Trevisán, autor de "El poder infinito de la mente".

(Pincha enlace bajo la foto. A partir del minuto 1:16 aprox.)

domingo, 2 de septiembre de 2012

DISTINTOS NIVELES EN EL DESARROLLO MORAL (DABROWSKI)

Kazimierz Dabrowki postuló que existen distintos tipos o niveles a la hora de entender el desarrollo moral. Para ello debemos realizar el esfuerzo de intentar comprender que no se está haciendo referencia a valores postulados de manera exclusiva desde alguna cultura prediominante, sino del desarrollo de la moralidad en el ser humano que cursa paralelamente a su propio desarrollo cognitivo.

(FUENTE: http://superdotados.about.com/od/socialemotionalissues/p/positive_dis.htm)
Teoría de Dabrowski sobre la desintegración positiva
Por Carol Bainbridge

La teoría de la desintegración positiva es una teoría de desarrollo moral ideada por el psicólogo polaco Kazimierz Dabrowski. Consiste en cinco niveles, que van desde el interés propio total hasta casi lo opuesto, donde la preocupación principal son los demás.

Nivel I: Integración primaria
El egocentrismo es la fuerza dominante en este nivel. Quienes están en este nivel de desarrollo moral tienen poca consideración por los demás. Pueden ser muy competitivos y, a menudo, ganan, porque no tienen sentimiento de culpa o vergüenza que les impida hacer algo que puede dañar a los demás. Sus metas tienden a estar limitadas al éxito económico, al poder y a la gloria. Carecen de capacidad empática y autoexaminadora, de modo que, cuando las cosas salen mal, le echan la culpa a otros en lugar de asumir cualquier responsabilidad personal.

Nivel II: Desintegración uninivel
Los individuos con este nivel de desarrollo moral ya no están totalmente centrados en sí mismos, sino que aún no han interiorizado un conjunto básico de valores. Están más motivados por la preocupación de lo que los demás pensarán de ellos, por una necesidad de aprobación o el miedo al castigo. La falta de interiorización de valores hace que sean un blanco fácil para la manipulación. Puede que experimenten conflictos internos, pero estos se producen entre valores externos contrarios, tales como valores del grupo social y de la familia.

Dabrowski consideraba este nivel como un periodo de "desajuste positivo". Es el punto en el que una persona puede parecer neurótica y con desajustes, pero que se encuentra en el punto de alcanzar un nivel superior de desarrollo. Los terapeutas pueden intentar ayudar a que la persona se adapte a las normas de la sociedad en vez de ayudarle a alcanzar el siguiente nivel. No todos pasan al siguiente nivel. Para algunos puede resultar una lucha de por vida.

Nivel III: Desintegración espontánea multinivel
En este nivel, un individuo comienza a desarrollar un eje interno de jerarquía de valores. Los conflictos internos son intensos y ocurren porque la persona está insatisfecha con lo que es, porque se mide con un ideal, con parámetros personales altos. La persona comparará lo que es con lo que piensa que podría o debería ser. La lucha por alcanzar el ideal puede conducir a una depresión existencial, a la ira, la ansiedad y unos sentimientos de inferioridad.
Por ejemplo, una persona puede tener un fuerte sentido del honor y creer que cualquier mentira es un signo de fallo o debilidad moral. Si mienten para evitar un problema, pueden sentirse abrumados por la culpa y la vergüenza.

Quienes están en este nivel, a menudo se sienten moralmente fuera de sintonía con aquellos cuyos valores no están en el mismo nivel de idealismo. Por ejemplo, puede que les resulte difícil aceptar que no ser cien por ciento honesto es a veces socialmente aceptable, como en esas ocasiones en las que hacemos cumplidos que realmente no sentimos.

Nivel IV: Desintegración en Niveles Múltiples Organizados
Quienes están en este nivel han aprendido a adaptarse a sus ideales personales, a vivir de acuerdo con esos ideales. Poseen unos valores sólidos e inquebrantables. Son capaces de aceptarse a sí mismos y a los demás, tienen un fuerte sentido de la responsabilidad y están comprometidos con el hecho de servir a los demás. Demuestran una fuerte empatía, compasión y conciencia de sí mismos. Para alcanzar este estado, sin embargo, uno tiene que haber pasado por la lucha del nivel tres. Su yo anterior debe desintegrarse para dar paso al yo más ideal.

Nivel V: Integración Secundaria
Aquellos que han alcanzado el quinto nivel de desarrollo moral han conseguido su ideal. Los conflictos internos se han resuelto. Muy poca gente alcanza este nivel, que se caracteriza por una vida al servicio de la humanidad y por vivir de acuerdo con los más elevados principios universales de consideración para con la humanidad. Se cree que la Madre Teresa había alcanzado este estado. Un individuo del quinto nivel menos conocido es el Peregrino de la Paz , que renunció a todo lo que poseía y pasó 28 años ayudando a otros a encontrar la paz interior.

Significancia de la teoría:
Avanzar a través de los cinco niveles no es fácil y, de hecho, puede ser emocionalmente doloroso. Muchas personas que pasan de un nivel a otro no siempre lo hacen a propósito. Por el contrario, se ven arrastrados a ese camino debido a circunstancias extenuantes, que incluyen la muerte de un ser querido, una experiencia cercana a la muerte, o incluso una experiencia mística. También pueden sentir inconscientemente que están listos para el siguiente nivel.

La transición entre niveles más difíciles es la que existe entre el nivel tres y cuatro, y muchas personas que se esfuerzan por pasar el nivel tres podrían beneficiarse del asesoramiento, siempre y cuando el consejero tenga una cierta comprensión de la teoría y de la superdotación. Sin esa comprensión, un consejero puede pasar el tiempo tratando de conseguir que la persona se adapte a la vida en lugar de ayudarle a pasar al siguiente nivel.

Una vez que una persona comienza a pasar a la fase cuatro, la decisión de seguir adelante es una decisión consciente. La persona ya no tiene miedo de la desintegración del yo y es capaz de aceptar el dolor, porque él o ella entiende que es necesario para avanzar a los niveles más altos de desarrollo.

Conexión entre la teoría y las sobreexcitabilidades Los individuos con fuertes sobreexitabilidades emocionales, intelectuales y imaginativas parecen tener mayor potencial para alcanzar los niveles más altos de desarrollo moral y los entornos operativos emocionales e intelectuales que son los más significativos.

Niños Superdotados y Teoría de la Desintegración Positiva La teoría se aplica más a los adultos que a los niños, pero no es raro que algunos adolescentes superdotados con talento se preocupen por el conflicto entre cómo son las cosas y cómo deberían ser.
Se ha producido un error en este gadget.