martes, 21 de enero de 2014

DISEÑO Y CONSCTRUCCIÓN DE UN COHETE (Carlos Dáder, 7 años)



Plano del Proyecto
Con su lista de materiales... un paso a paso que deja muy claro su objetivo final














El prototipo se está secando


















El cohete finalizado

...ya solo falta decorarlo: 


Como cualquier otro proyecto creativo, instintivamente Carlos siguió cuatro fases en su desarrollo:

1º fase: Investigación y recopilación de información.

Quería hacer un cohete, así que se documentó y buscó en la red imágenes de cohetes de distintas formas. 
Nos hacía preguntas de qué, cómo, para qué, cuándo...

2º fase: Conversión de la información en ideas.
Organizó la información encontrada, la sintetizó. Extrajo los elementos básicos esenciales y obtuvo la inspiración y diferentes vías de ejecución.
Decidió qué tipo de cohete quería construir... uno con cuatro motores...
En este momento plasmó su idea en el plano. Lo tenía clarísimo ya que, como se puede observar, no dudó en absoluto a la hora de plasmar su proyecto en el dibujo

3º fase: Evaluación de todas las ideas.
Analizó y evaluó de todas sus ideas de ejecución cuál era la apropiada.
Nos solicitó que de dejáramos para él las botellas de plástico del agua que se fueran agotando. De hecho, durante un par de días quiso tomar en los restaurantes "agua embotellada" para beber...

4º fase: Ejecución
La idea se podía materializar...
Comenzó explicando a su padre que necesitaba una herramienta de corte y la pistola de pegamento caliente. Por prudencia, no le dejamos utilizar las herramientas de corte. En su lugar, le prestamos un rotulador indeleble para que marcase los cortes y su padre se los realizó.

Tras eso, fue pegando con muchísima paciencia los motores pero no admitía demasiada manipulación, así que, decidió darle un poco de resistencia a la manipulación pegándole unos trozos de cinta americana....
Ahora se está secando el pegamento...
¿Tras eso... lo decorará?...
Supongo que sí porque en su plano aparece una última fase que parece la decoración... 
Habrá que esperar... 

sábado, 18 de enero de 2014

SOÑANDO UN MUNDO MEJOR (Jon Mateos Blanco)

Cuando tenía 4 años, mi hijo me mostró el dibujo de esta foto.
JON MATEOS BLANCO: 4 años (2011)

Yo, por supuesto, como la gran mayoría de las madres lo primero que dije fue: "¡anda, qué bonito!"; para añadir a continuación "¿y qué es?"

Me gustó su respuesta.
Me dijo: "ese de ahí abajo soy yo, y los otros son otras personas. Estamos soñando lo mismo: que el mundo está al revés".
Yo le dije: "¡claro!... esa es la Tierra, ¿verdad?", a lo que él me respondió: "fíjate... está al revés, así sería un mundo mejor".

miércoles, 15 de enero de 2014

EL VASO QUE QUERÍA SER COPA: microrrelato de Marina Dáder

"El vaso que quería ser una copa"
Había una vez un vaso de un cristal tan fino, tan fino,
que no le gustaba tener agua, prefería contener vino.
Quería ser como las copas: ¡altas!, ¡esbeltas!
¡Ellas siempre llevaban vino!
 y visitaban buenas mesas, con manteles suaves y finos.

Marina Dáder (2012, 9 años)

martes, 14 de enero de 2014

MUCHOS ADULTOS DESCUBREN QUE SON SUPERDOTADOS CUANDO DIAGNOSTICAN A SUS HIJOS

** Noticia emitida por RTVE el día 13 de enero de 2014

Muchos adultos descubren que son superdotados cuando se lo diagnostican a sus hijos. Algunos, incluso, dejaron los estudios cuando eran jóvenes. Ser superdotado es mucho más que ser inteligente. Además de tener un cociente intelectual superior a 130, se dan dos características más: una creatividad extraordinaria, tanto verbal como gráfica y unos rasgos de personalidad muy concretos: hipersensibilidad,autocrítica, perfeccionismo, humildad,inseguridad, angustia existencial. Aunque la mayoría tiene gran capacidad de liderazgo, muchos camuflan su talento por miedo a no integrarse
http://www.rtve.es/alacarta/videos/telediario/muchos-adultos-descubren-son-superdotados-cuando-diagnostican-hijos/2308268/

Se ha producido un error en este gadget.