lunes, 31 de marzo de 2014

CUANDO LAS REGLAS TE LIMITAN Y LA RELACIÓN ESTÁ DESAJUSTADA

La inteligencia siempre está presente, es algo que ni se cura, ni se pierde, como mucho, ¡se estropea si no la mimas un poco!
Lo que más me atrae de la inteligencia es que no se sabe inteligencia, me explico, al ser algo que llevas puesto, ni te pesa, ni te estorba, ni te enteras. Hasta que por circunstancias te tienes que relacionar con alguien que no la tiene, y aun así tú sigues sin enterarte que la tienes, no entiendes por qué el otro no es como tú. Ahí vienen los vacíos y los desencuentros, las ausencias, las incomprensiones, las admiraciones, las faltas de respeto o las muestras excesivas de amor….”quiero lo que tú tienes”…. en definitiva, el desajuste de la relación.
Y empieza lo absurdo de la situación. El inteligente se desvive por aquel que no la tiene….. “Ven a conocer la luz”….en su inconsciencia piensa.
Aceptemos que todas las personas tienen su ritmo, su propio ritmo. No sé cuál es la fórmula idónea, si ayudar, no ayudar, ocultarse, no ocultarse, tirarse a la piscina o no tirarse. Vivimos en sociedad, es cierto, convivimos con mucha gente, unos nos entienden, otros no. Y de eso se trata, que a veces somos entendidos y otras veces no lo somos, con lo cual, me inclino por no entrar en dramatismos ni en generalizaciones y simplemente enfocarnos en los resultados. ¿Qué quieres hacer con tu vida?, ¿Qué deseas conseguir que te haga feliz?, ¿Qué buscas en esa relación que estas manteniendo?.
Cuestionarnos a nosotros mismos es lo más inteligente que podemos hacer, revisarnos a nosotros, enfocarnos y pasar a la acción. Igual descubres que con esas personas con las que ahora estas resentido porque no te entendieron, simplemente, sucedía que tú no eras feliz con ellos, lo has intentado, y no sucedió. No hubo química. Pues pasa página y a seguir escribiendo, a seguir escribiendo tu propia vida.
Es una lección que cuanto antes la aprendamos, y antes la enseñemos a quienes están a nuestro cargo, menos frustraciones sufriremos.
¿Por qué sentirse mal cuando un niño AACC no lo ves jugando con los demás niños?. Y nuevamente lo absurdo se hace presente, sufrimos por verle así, cuando igual él es realmente lo que quiere. ¿Cuántos de vosotros en esa situación le habéis preguntado cómo te sientes?, ¿Cómo te hace sentir ser apartado del resto?, ¿es realmente lo que quieres?, y si obtenemos respuestas negativas, ¿Qué puedes hacer para cambiar la situación?.
Con una conversación así ¿a quién estás realmente ayudando?.... al niño, ya que te estás enfocando en los sentimientos del niño, no en tu propio sentimiento.
Enseñarles a vivir desde ellos mismos, a tomar sus propias decisiones, a dejar estereotipos de una sociedad con la que no comparten valores. Enseñarles a construir sus propias reglas y ser fieles así mismo. Enseñarles a ser y sobre todo, dejarles ser.






martes, 25 de marzo de 2014

MI LLEGADA AL MUNDO FUE ASÍ...


He llegado al mundo de las Altas Capacidades a través de mi hijo de 9 años. Un mundo lleno de sorpresas, de altibajos, de grandes emociones y también de grandes decepciones.
La primera sorpresa fue su descubrimiento, porque por mucho que veas que él es distinto no llegas a ver la profundidad de esa diferencia. Te emocionas al pensar lo maravilloso que puede llegar a ser tener tantas oportunidades a su alcance y de pronto comienzan los altibajos emocionales ya que empiezan los miedos y las dudas -las tuyas y las suyas-. Después llegan las decepciones al ver cómo quienes le rodean no creen en él, hacen absurdas comparaciones y se empeñan en no querer ver más allá, en no aprender con él y sobre todo en no entender su "diferencia". Y sufrimos todos.
Como madre me emociono con su grandeza emocional, me sorprende cómo puede transmitir con tanta pasión sus sentimientos y sus miedos. Me sorprende su capacidad de sorprender, ya que cuando menos te lo esperas hace o dice algo que te deja sin contestación. Me sorprende que sus reflexiones me hagan cuestionarlo todo, me sorprende que con él aprenda cada día algo nuevo. Mi hijo me emociona, me sorprende, pero sobre todo me motiva para seguir día a día emocionándome y sorprendiéndome con él. Es el motor de mi vida. Es la razón de mi lucha.
Como madre me decepciona que quienes le rodean no sean capaces de ver lo maravilloso que puede llegar a ser por el mero hecho de no querer. Así que cuando descubres la "diferencia" de tu hijo y te ves reflejada en él, a menudo te preguntas si alguna vez tú también fuiste como él. En mi caso he llegado a la conclusión de que no, nunca he sido como él y viendo la complejidad de su mundo, de todo lo que le rodea, en el fondo lo agradezco.
Como madre no me importa cuán inteligente pueda ser o dejar de ser, me importa que crezca sintiéndose comprendido y apoyado, me importa que por encima de su inteligencia o de su capacidad llegue a ser lo que desee ser, pero sobre todo que sea un NIÑO FELIZ ahora y ADULTO FELIZ después.


Susana.



viernes, 21 de marzo de 2014

martes, 18 de marzo de 2014

CÓMO ES VIVIR PERDIDO

Es difícil no saber cómo debes de ser, o cómo deberías de comportarte. Es difícil tener la sensación de que no encuentras un sitio en el que encajes, en el que estés realmente a gusto, en el que no tengas que callar tu opinión o dejar un tema a medias porque la gente a tu alrededor no ve la importancia que tu ves. Es difícil.

Es difícil no ver sentido a las cosas tontas que parece que le gustan a "tus amigos" y que para ellos sea su único tema de conversación.

Es difícil, supongo, no querer ver que eres un poco distinto, un poco más raro, un poco más callado. Un poco más friki.

Es difícil darse cuenta que llegas a un punto en el que pierdes la fe en el hombre.
Es difícil dejar escapar los sueños, darte cuenta que no merece la pena. ¿Para qué intentar algo? para que no lo agradezcan o no te valoren.
Es difícil soñar, más aún intentar no hacerlo.
Es difícil sentirte raro y no saber por qué.
Es difícil no entender por qué no te quiere el mundo.
El porqué no querer salir, hablar, vivir.
¿Para qué?
Es difícil encontrar un sentido a la vida, cuando no sabes por qué no estas a gusto con ella. Es difícil, lo sé.
Buscar esperanza sin más, resistir a ver si algo cambiará, si hoy será diferente, si hoy podré ser libre de poder decir lo que quiera, sin sentirme tan triste.
Nada es fácil supongo. No sé.
Estar perdido y no encontrar salida .
Perderse en las cosas pequeñas y no ser capaz de terminar lo que empiezas. No superar tus fallos y tener la sensación de que nadie te entienda.
Es difícil no saber aprender y que se empeñen en que sigas su camino, su método.
No entender el porqué no se puede hacer de otra manera.
Es difícil que te tachen de tonto, y aunque no lo digan, lo sientas.
Es difícil lo sé. Yo lo he sentido.
Es difícil pensar que no puedes hacerlo, que eso es para otros. Tú no llegas tan alto, seguir el camino que creen que tienes, no intentar demostrar que puedes llegar un poco mas alto.
¿Para qué? Total da igual. Si aunque lo logres será suerte, cualquier circunstancia menos por ti. Todo son fallos, errores, sinsabores.
Y serás criticado, ofendido, humillado, y total ¿para qué?.
Vale más esconderse, no sobresalir, callar, no destacar, no intentarlo, lo sé.
Total para qué.
Cerrarse al mundo. Crear barreras para que no sientas dolor, poner capas de falsedad, para que no te vean a ti.
Lo sé, lo he hecho.
Esconder la vergüenza, con humor payaso. Preferir que se rían de ti, que te dejen aislado, ser consciente de ello y aún así quedarse callado. No ser tú, al final, por temor a no ser aceptado.
Y aún así.
Ten paciencia, aunque parezca muy negro, aunque sufras callado, escondido, viviendo sin sentido .
Es posible hallar salida, la esperanza.
No es imposible encontrar el amor, alguien que te comprenda y no te trate distinto, alguien que apoya tus sueños y tú los suyos. Alguien con quien sentir al fin , que cuando estáis juntos ,no os veis tan raros, todo fluye de manera natural y mientras estáis juntos el mundo no importa. Y aunque sigas sintiéndote raro, ya no es importante, mientras tengas apoyo que te ayude a superarte. Ser tú mismo.
Y no es hasta que tienes un hijo que es diferente. El que encuentras tu sitio.
Por cómo devora el mundo, por su energía incansable, sus preguntas eternas, inquietas, sin final, por su sensibilidad por el mundo. Su mirada.
Por todas sus cosas.
Cuando al fin encuentras respuestas. Las suyas, las tuyas. La de somos iguales.
¡No lo ves si es tan claro! Cómo va a ser el AC, si es igual al padre. Cómo es posible si el padre es tonto, o raro o diferente o especial.
Y ahora todo encaja, lo ves. Aunque no te lo creas. Poco a poco cala en el fondo de ti. Y al fin comprendes el camino.
Ahora al fin tienes un punto para partir .Conocerte a ti. Solo a ti. Y poner nombre a la vida que antes no podías explicar, que no tenían sentido. El porqué te sentías tan raro. Diferente.
Claro que sí.
Da miedo el viaje. Pero es necesario.
Da mucho miedo. Pero es precioso .
Da miedo confiar en ti cuando nunca pudiste, nunca te viste con fuerzas. Nadie vio en ti tu lado escondido. Pero ahora puedes al fin. Debes hacerlo.

Ahora para ayudar a tu hijo. Primero tendrás que superarte, para ser tú el ejemplo, que es posible.
Que puedes controlar tu destino, tus impulsos, tus enfados, superar el miedo, mostrarte al mundo, sonreír, dejar de estar escondido.
Es difícil. Lo sé.
Que tus miedos no son los suyos, que lo que tú sufriste no tiene por qué revivirlo. No tendrá que seguir tu camino.
Y él tiene ventaja. Sabes el por qué es diferente y te tiene a ti para apoyarse.
No pasará lo que tú pasaste.
Ahora comienza el viaje, el de los dos.


Y eso es el principio.

miércoles, 12 de marzo de 2014

¿CÓMO ES UNA PERSONA ALTAMENTE CREATIVA?

***ARTÍCULO PUBLICADO EN El Huffington Post, el día 7 de marzo de 2014
AUTORA: Carolyn Gregoire

La creatividad funciona de una forma misteriosa y a menudo paradójica. El pensamiento creativo es una característica estable, que define algunas personalidades, pero que también puede cambiar dependiendo de la situación y del contexto. A veces, la inspiración y las ideas vienen sin más, y luego, cuando más las necesitamos, no aparecen; el pensamiento creativo requiere un conocimiento complejo, si bien es completamente independiente del proceso de pensamiento.
La neurociencia ofrece una imagen muy compleja de la creatividad. Según plantean los científicos, la creatividad no es tan simple como la división entre las regiones derecha e izquierda del cerebro (la teoría dice que el hemisferio cerebral izquierdo es racional y analítico, mientras que el derecho es creativo y emocional). De hecho, se piensa que la creatividad implica numerosos procesos cognitivos, vías neuronales y emociones; aún no disponemos de una panorámica completa que explique cómo funciona una mente imaginativa.

Psicológicamente hablando, los tipos de personalidad creativa son difíciles de determinar, sobre todo porque son complejos, paradójicos y tienden a evitar el hábito o la rutina. No se trata de generalizar el estereotipo del "artista torturado", pero sí es verdad que los artistas suelen tener una personalidad compleja. Las investigaciones sugieren que la creatividad implica la unión de una multitud de rasgos, comportamientos e influencias sociales en una misma persona.

"Es cierto que a la gente creativa le resulta difícil conocerse a sí misma, puesto que el yo creativo es más complejo que el yo no creativo", informa Scott Barry Kaufman, psicólogo de la Universidad de Nueva York que ha pasado varios años investigando sobre la creatividad. "Las cosas que sobresalen más son las paradojas del yo creativo… Las personas con mucha imaginación tienen una mente más caótica".
Aunque no existe la definición exacta de la "típica" persona creativa, hay algunos rasgos y actitudes que caracterizan a las personas altamente creativas.

lunes, 10 de marzo de 2014

MI OBOE (microrrelato de Marina Dáder)

Si estoy contigo...
el aire que respiro ya no es aire, es sonido,
es lamento, es quejido, una historia con sentido.
Me robas el aliento cuando me hablas.
Tu voz calmada, triste, grita, llora y ríe a carcajadas y yo...
... yo pierdo mi sentido.

Marina Dáder (10 años, Febrero 2014)

viernes, 7 de marzo de 2014

EL ZOOLÓGICO: microrrelato de Carlos Dáder

EL ZOOLÓGICO

Nunca he ido a un zoológico. No quiero ir a un zoológico porque ponen a los animales en las jaulas.Me gustaría que los animales estuviesen en libertad y no enjaulados porque los animales están sufriendo". 

Carlos Dáder (2013, 7 años)

miércoles, 5 de marzo de 2014

TU BOICOT PERSONAL: Julio César Álvarez at TEDxLeon

"Mi vida está llena de terribles desgracias,
la mayoría de las cuales nunca sucedieron"
Michel de Montaigne

Una interesante reflexión acerca de la importancia de conocernos a nosotr@s mism@s, como base para iniciar un cambio necesario que nos encamine hacia una mejora en la calidad de vida....

"Vamos a reflexionar sobre cómo nos tratamos a nosotr@s mism@s, cómo nos boicoteamos cada día y cómo lo mantenemos además con cierta insistencia.
[...] nos quejamos muchas veces de que los demás nos tratan mal, pero... no es mucho peor de cómo nos tratamos a nosotr@s mism@s."

lunes, 3 de marzo de 2014

MI MÁSCARA

Permitidme, por favor, quitarme esta tarde la máscara... necesito hablar, necesito sentir con la esperanza de dejar de sufrir... por lo menos sincerándome...


Con catorce años, cuando la orientadora de mi centro escolar, estableció mi capacidad intelectual muy superior a la normal... entendí que eso debía ser lo que hacía que yo fuese tan rara.


Y digo rara porque cuando en el parvulario con cuatro años comenzaban con las letras, yo ya asistía por las tardes a la Academia Álvarez, en Teatinos, Oviedo, donde me ponían ejercicios de multiplicaciones y divisiones... Pero... en la clase de parvulitos yo era la primera en aprender la letra "a"... comencé a ocultarme...


¿No percibió mi maestra de párvulos nada raro en mi?... Quizás ya llevaba mi máscara puesta.


A medida que fui creciendo, la máscara seguía acompañándome... gran aliada para evitar que me señalasen con el dedo... pero me sentía tan criticada que a los ocho años mis padres me cambiaron de centro escolar... 
¡Qué buena noticia!... gente nueva, desconocida...


En la universidad sentía vergüenza... todos tenían problemas con el cálculo, con álgebra... y yo no... Me atraía la física cuántica... y no lo podía comentar para que no me aislaran...


A pesar de llevar la máscara encima, de haber adoptado un aspecto físico tan grotesco, la panky me llamaban (hoy en día hubiera sido bautizada con gótica más bien), mis resultados académicos me delataban.... 


He sentido vergüenza por recibir premios por mi expediente académico, por recibir una beca para trabajar en el departamento de energía de la Universidad de Oviedo, vergüenza por haber sido contratada como inspectora en el Ministerio de Medio Ambiente... por haber sido seleccionada como persona con talento por una multinacional americana... vergüenza... es lo que sentía y siento...


Actualmente sigo con mi máscara, no quiero ser discriminada en mi centro laboral... por mi familia... y por mis pocos amigos...


Sin la máscara soy demasiado vulnerable, demasiada recepción sentimental de mi entorno... por eso me ayuda a renegar a los sentimientos, a evitar sentir para no ser dañada... no quiero sentir para no sufrir... y no quiero que se me vea...


Me pregunto qué vida es mi vida, ¿es mi vida o es la vida de mi máscara?... porque ... ¿quién soy yo?


No me encuentro... me siento sola... estoy sufriendo... ¿por qué no me protege mi máscara?

- ANÓNIMO -
Se ha producido un error en este gadget.