jueves, 9 de agosto de 2012

DE LA UTOPÍA A LA REALIDAD





"UTOPÍA:  Acción social o proyecto de acción que, presentándose como una negación de la realidad histórica existente, se fija unos objetivos explícitos sin tener en cuenta las formas de organización social que permitan alcanzar tales objetivos."

Si por algo se caracterizan los procesos vitales a lo largo de la historia es por el continuo cambio que se viene experimentando en el devenir de los tiempos. Ahora bien, ¿de dónde emana ese cambio? ¿cuál es su base, sus cimientos?
Cierto es que el concepto de "utopía" se halla íntimamente ligado a "lo irrealizable", "lo imposible", a algo que resulta tan ideal que no es posible estipular unas metas claras y alcanzables. En cambio esto no implica que no sea necesario considerar la idea de que para que se produzca un cambio, los hechos factibles han de encontrarse apoyados sobre una base ideológica firme, seria y que suponga un proyecto a realizar en el presente, aunque con vistas al futuro. Dicha idea puede resultar en el momento en que se propone un tanto utópica, especialmente cuando supone una ruptura con respecto a lo predominante en la actualidad.... pero que lo parezca, no significa que lo sea. Al fin y al cabo, las cosas no suelen ser lo que parecen cuando nos limitamos a observarlas solo desde la superficie.

Iniciamos un proyecto, una ilusión, una idea de trabajo para unirse a otras ideas ya existentes y que vienen demostrando que aunque en un principio lo parecían, en absoluto han resultado utópicas...



Por eso, iremos sembrando paulatinamente esta base ideológica desde dentro de las altas capacidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.