viernes, 22 de febrero de 2013

PREGUNTAS FRECUENTES: ¿Debo decirle a mi hij@ que es superdotad@?

Si partimos de la idea de que tienen una manera especial de percibir y procesar la información, es muy probable que ell@s mism@s ya se hayan percatado de que son diferentes. En cualquier caso, pero en ese de manera especial, por supuesto que conviene explicárselo, ya que existe la posibilidad de que la respuesta o alternativa que encuentren no se acerque a la realidad. Pueden llegar a pensar que padecen algún tipo de trastorno, lo cual es necesario desmentir.
Conocer el porqué para comprender el motivo por el que se siente, se piensa y se actúa de manera diferente es una cuestión vital en todo ser humano, y de manera especial cuando hablamos de las altas capacidades intelectuales.
De hecho, cuando una persona se entera en la edad adulta, quizá la primera sensación que tiene es precisamente la de poder encajar muchas piezas del puzle de su vida que hasta ese entonces permanecían inconexas.

Para ello hemos de elegir la manera más adecuada. Hemos de tener en cuenta distintas cuestiones:
1) La EDAD del niñ@ a la hora de explicárselo. Lógicamente a l@s niñ@s más pequeñ@s no se les puede dar grandes explicaciones, y quizá basta con que reciban una educación basada en que las diferencias no implican ser mejor o peor, en todo caso suponen mayor riqueza. Y gracias a esa diferencia, puedes desarrollar algunas habilidades con mayor destreza.
2) Poseer altas capacidades intelectuales NO significa que le tengamos que decir que simplemente "es más list@". Este sería un gran error, teniendo en cuenta que en realidad no se ajusta a la realidad. Las altas capacidades suponen toda una serie de características que trascienden y van más allá de lo puramente intelectual, como el aspecto del desarrollo emocional o el social. Por lo tanto, en todo caso, sería más adecuado decirles que puede que tengan más facilidad para aprender y comprender algunas cosas, pero en todo caso, siempre va a ser necesario que se basen de manera especial en que aquello que consiguen, lo han hecho a base de esfuerzo.
El éxito no depende de la potencialidad que se posea, sino de la habilidad que se despliegue y que llegue a desarrollarse gracias al esfuerzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se ha producido un error en este gadget.